Alicante, la ciudad perfecta

Alicante: su luz, sus rincones, sus playas… ¡El que viene, repite! 

Pasea por el casco antiguo y la Explanada, maravíllate disfrutando del atardecer en el Paseo del Puerto, sumérgete en el Barrio de Santa Cruz y descubre las faldas del monte Benacantil, admira las vistas desde el Castillo de Santa Bárbara, báñate en el mar Mediterráneo y disfruta de las playas con banderas azules (Albufereta, Postiguet, San Juan), da un paseo en lancha hasta Tabarca, descubre la historia en el MARQ (Museo Arqueológico) o el MACA (Museo de Arte Contemporáneo de Alicante), degusta su sabrosa gastronomía, practica infinidad de deportes como buceo, paddle surf, vela, golf…

¡Todo acompañado de un clima inmejorable, con sol casi todo el año!

Alicante es una ciudad llena de historia: fue sede de la primera ciudad musulmana, con numerosos vestigios de la época ibérica e, incluso, con una ciudad fortificada. Pero, más allá de su historia, Alicante es la quinta capital en población y PIB. Su posición estratégica -situada junto al mar y con comunicación directa con las grandes capitales españolas, convierte a la ciudad en lugar clave del turismo. Además, su temperatura (con una media anual de unos 18º) la convierte en uno de los principales destinos europeos y nacionales. ¡Una ciudad en la que todo es posible! 

Desde el Castillo

Desde el Castillo de Santa Bárbara disfrutamos de unas de las vistas más privilegiadas de toda la ciudad y su bahía.  Ubicado en la cumbre del monte Benacantil, es una de las grandes fortalezas medievales de todo el país. Acceso gratuito.

Playas de banderas azules

Playas de arena fina, dorada y aguas cristalinas, así son las playas de la ciudad de Alicante. Unas playas que año tras año reciben el reconocimiento de la Unión Europea con banderas azules, un galardón que se otorga a las mejores playas del litoral mediterráneo. El Postiguet, la Albufereta, San Juan, las calas del Cabo de la Huerta… son solo algunas de ellas. Nuestra recomendación: ponte las chanclas y coge la toalla y pasea por el litoral, estamos seguros que descubrirás rincones y calas para exprimir las horas de sol al máximo.

Barrio de Santa Cruz

A los pies del Castillo de Santa Bárbara se sitúa este barrio típico alicantino: con solo un paseo por sus estrechas y empinadas calles respirarás el ambiente tradicional y local de la ciudad, un recorrido que te llevará hasta la ermita de Santa Cruz, en una zona bastante elevada con unas vistas increíbles de todo Alicante.